Como está tu menú semanal?

Como está tu menú semanal?

Has hecho el ejercicio de ver si tu menú semanal fue variado, balanceado y además creativo?

Es interesante ver como la organización en la compra del supermercado y la decisión de los menús genera para muchas personas un estrés constante, porque no saben bien cómo hacerlo o no dedican el tiempo necesario a esta tarea. Creo que lo complicado de esto, además del estrés, es el descuido en la alimentación y la poca importancia que le dan a esto que al final es lo básico para mantener un estado de salud óptimo.

Muchos creen que es una pérdida de tiempo organizar el menú semanal de la casa, pero lo que no saben es que perderán mucho más tiempo y paciencia en estar día a día pensando que se cocinara y que deben comprar para el día siguiente.

 

BENEFICIOS DE PLANIFICAR EL MENÚ SEMANAL

Compras solo lo que necesitas y lo mejor es que gastaras menos, además comerás mucho más variado. En mi caso por ejemplo, cuando vi el menú semanal de mi casa en una hoja, me di cuenta que el consumo de pescado era pobre y ahora estoy trabajando para mejorar eso.

Descubrirás platos nuevos, el planificar hará que busques recetas nuevas.

 

El 2019 está a la vuelta de la esquina y todos queremos partir de cero, proponernos nuevas metas y desafíos.

Anímate para este nuevo año y parte con algunas cosas y una de ellas podría ser la planificación de un excelente menú para tu casa.

Nosotras además de realizar consultas nutricionales personalizadas, ofrecemos también la opción de planes nutricionales familiares, en donde básicamente ideamos distintos menús para la semana (según gustos, nivel de cocina, ayuda en casa, presupuesto, gustos y hábitos), te ayudamos con tu lista de compras y además te entregamos recetas, fáciles y rápidas.

 

Te dejo algunos consejos por si te animas a partir con algo.

 

PLANIFICACIÓN DEL MENÚ

Esto no te tomara mucho tiempo, dedica una tarde o mañana de la semana a ver que platos son los que más preparas en tu casa, cuales son los que no haces nunca pero que si te gustan y algunos novedoso que podrías incluir, siempre tomando en cuenta los hábitos y gustos familiares.

 

LISTA DE LA COMPRA

Una vez tengas ya el menú planificado es la hora de hacer la lista de la compra. Y aquí viene la parte más sencilla y cómoda. Yo lo que hago es mirar el refrigerador y despensa, luego con el menú en la mano veo los alimentos que me faltan y que debo comprar. De este modo, evitamos comprar alimentos o productos que no necesitamos y que muchas veces se nos terminan estropeando y tirando porque no hemos encontrado el momento de cocinarlos o porque al final se nos ha olvidado que lo teníamos.

 

Catalina Crichton

Nutricionista Dietista